Estadísticas diarias
  • 120514Total de lecturas:
  • 13Lecturas hoy:
  • 137Lecturas ayer:
  • 645Lecturas última semana:
  • 1864Lecturas por mes:
  • 83611Total de visitas:
  • 12Hoy:
  • 53Ayer:
  • 475La semana anterior:
  • 1300Visitantes por mes:
  • 66Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • 04/03/2014El contador comenzó el:
Mes: septiembre 2017
¿De verdad no existe la verdad? - septiembre 15, 2017 por Agustín Barahona

 Es evidente que existe la verdad. Porque el que niega que existe la verdad, conoce que la verdad existe. Si, pues, no existe la verdad, es verdad que la verdad no existe

«Para corregir la errónea formación de quienes repiten el eslogan de que no existe la verdad, les recordaré que sin la verdad no podríamos movernos ni tomar decisiones ni prácticamente conocer nada, porque la verdad, por mucho que sea algo en perpetuo estado de evolución y cambio, como el propio universo en que se desenvuelve, ***es aquello que no se puede negar racionalmente***.» [Agustín Barahona]

¿Problema político? - septiembre 15, 2017 por Agustín Barahona

La vocación del político de carrera es hacer de cada solución un problema. (Woody Allen)

«No entiendo por qué intentan disfrazar de problema político a algo que es clarísimamente un problema legal. Sería un problema político si las reglas del juego no hubieran sido aceptadas por los catalanes en su momento, pero no fue así, a pesar de que tuvieron todas las oportunidades de hacerlo. Es de delincuentes sinvergüenzas estar constantemente intentando desestabilizar España para sacar provecho a ese caos y así intentar ocultar la miserable realidad política. Los problemas legales se resuelven dentro del marco de la ley. La corrupción no se resuelve jamás con más corrupción, porque lo único que se garantiza con ello es que se perpetúe. » [Agustín Barahona]

La peligrosa falacia de autoridad - septiembre 13, 2017 por Agustín Barahona

Monografias.com

«Me hace gracia y a la vez me da pena cuando alguien repite que tal o cual cosa es verdad –a pesar de que para cualquier persona racional pueda ser obvio que no tiene por qué serlo o, directamente, que no lo es– sólo porque la dice supuestamente un científico o un grupo de ellos, y ni siquiera se molesta en comprobar que lo que está repitiendo es cierto.

Aunque muchas veces basta simplemente interesarse por el statu quo del tema, al margen de la supuesta autoridad de los supuestos científicos que dicen apoyar tal o cual cosa, para este método de comprobación, por supuesto, se requiere tener conocimientos adecuados para poder documentarse y juzgar las publicaciones que al respecto pudieran haberse hecho.

Sin embargo, la mayoría de las veces ni siquiera hace falta entrar en el meollo para ver si lo que se dice es verdad sólo porque lo digan supuestos científicos, ya que comprobarlo es tan fácil como usar la lógica y buscar con paciencia al menos la acreditación de los supuestos científicos, que en la inmensa mayoría de los casos chocantes es falso que lo sean y en una casi infinitesimal minoría suele ser cierto que lo son… pero de algo ajeno a lo que aporta su nombre –por ejemplo, un médico haciendo afirmaciones sobre física cuántica–, con lo cual el presunto prestigio de su autoridad, que de por sí mismo es una falacia que jamás debe aceptarse como argumento, no vale nada.» [Agustín Barahona]

« old entrys