Estadísticas diarias
  • 187333Total de lecturas:
  • 2Lecturas hoy:
  • 61Lecturas ayer:
  • 457Lecturas última semana:
  • 1870Lecturas por mes:
  • 127478Total de visitas:
  • 2Hoy:
  • 49Ayer:
  • 313La semana anterior:
  • 1267Visitantes por mes:
  • 44Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • 04/03/2014El contador comenzó el:

Categoría: Escritos en Facebook

Escritos publicados en la red social Facebook.

Todo artificio que pretende pasar por música sin serlo… - enero 6, 2019 por Agustín Barahona

Del mismo modo en que se denomina pseudociencia a cualquier producción que pretenda ser ciencia sin serlo, es decir, sin seguir las reglas que hacen a una producción y concepción humanas poder ser clasificadas bajo la égida de la Ciencia, a toda cosa que quiera ser hecha pasar como música sin ser música, es decir, sin seguir las reglas que hacen que algo pueda ser considerado socialmente como música, la denominaremos en adelante pseudomúsica.

A menudo la Originalidad no es innovación sino… - septiembre 9, 2018 por Agustín Barahona
idea
«A menudo la originalidad no es innovación sino ignorancia en quien la juzga» [Agustín Barahona]
UNA REFLEXIÓN ACERCA DE LA ESCANDALIZACIÓN DE «PODEMOS» SOBRE EL LIBRO DE ECONOMÍA - agosto 31, 2018 por Agustín Barahona

Imagen del libro

«No se puede cambiar lo que no se conoce y para cambiar el mundo hay que saber cómo funciona. En ese sentido no sólo está bien que los niños aprendan economía, sino que es imprescindible o jamás podrán ayudarnos a construir un mundo mejor. Ahora bien, está claro que un libro como éste no pretende enseñar a conocer el mundo para cambiarlo, sino que lo que claramente quiere es que los niños formen parte del mismo sistema enfermo que beneficia sólo a unos pocos y descarada y corruptamente se les incitan contravalores. Pero esto no es nuevo, porque hace mucho tiempo que en los colegios se inculcan valores de un modo extraño en relación a la realidad, como por ejemplo, decir que _hay que compartirlo *todo*_ cuando en realidad los propios educadores que lo inculcan no compartirían ni sus casas, ni sus cónyuges ni muchas otras cosas. Hay que ser coherentes: o compartimos todo o no compartimos nada o la compartición es un acto de generosidad puntual guiado por la inteligencia, pero no puede ser las tres cosas a la vez. Ese conflicto entre la educación en valores y el mundo real es algo que hay que resolver ya, o de lo contrario los niños al final aprenden a ser hipócritas. Y todos salimos perdiendo.» [Agustín Barahona]

 

Origen: El libro de Finanzas para niños que irrita a Podemos: qué es una hipoteca y cómo ahorrar

« old entrys