Estadísticas diarias
  • 113094Total de lecturas:
  • 9Lecturas hoy:
  • 124Lecturas ayer:
  • 472Lecturas última semana:
  • 2045Lecturas por mes:
  • 78419Total de visitas:
  • 9Hoy:
  • 84Ayer:
  • 368La semana anterior:
  • 1394Visitantes por mes:
  • 51Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • 04/03/2014El contador comenzó el:

Categoría: Escritos en Facebook

Escritos publicados en la red social Facebook.

Un mundo nuevo y mejor ¿es posible? - Mayo 9, 2017 por Agustín Barahona

«No hay problema sociopolítico que podamos plantear que no podamos resolver. Sería muy fácil, con los medios y tecnología de que disponemos actualmente, conseguir un maravilloso mundo maduro sin fronteras, sin nacionalidades, con una sola lengua enriquecida por miles de culturas y sólo intereses comunes basados en el bienestar común y la prosperidad humana, científica, artística y cultural en general.

¿Qué es lo que nos lo impide, pues?

Sencillamente, una visión equivocada e irracional del mundo fruto de una inducida y mantenida falta de formación educacional terrible en valores humanísticos y científicos, en el conocimiento del Ser Humano y el Universo, cosmovisión errada que favorece el que los actuales gobernantes y sistemas de gobierno, que para perpetuarse nos la han impuesto, puedan seguir prosperando aislada, egoista y esquilmantemente a costa de nosotros y que nos mantiene incoherentemente aislados y congelados, aparentemente inánimes, ante el terrible panorama que está ante nuestros ojos que sólo puede llevarnos a la perdición más absoluta. Y lo sabemos.

O reaccionamos o, debido a la patente aceleración de los tiempos que produce el fenómeno, ya sabemos qué horrible futuro cercano nos espera, a pesar de que el maravilloso futuro posible del que hablo está YA al alcance de todas nuestras manos juntas. Ésa es la verdadera tragedia de la Humanidad.

Las utopías –del où-tópos griego, es decir, literalmente, un no-lugar— lo son no porque sean irrealizables –ésas son las quimeras— sino porque en realidad no están en ningún lugar… todavía. El progreso es la concreción de la utopía, decía Oscar Wilde. Cierto. El mundo nuevo y mejor no es un lugar: es un estado de conciencia, fruto de la gran y real formación, que de modo inevitable lo generará.

Muchos trabajamos ya por ello. ¡Trabajemos todos por ello!» [Agustín Barahona]

Share
Los incultos de la supuesta “alta cultura” - Mayo 5, 2017 por Agustín Barahona

«Me llama poderosamente la atención cuánta gente perteneciente teóricamente a la alta cultura no tiene siquiera cultura ***real*** y todo lo que dice o hace está basado simplemente en eslóganes –es decir, se dejan pensar por otros– con los que se identifican sin realmente saber muy bien por qué y que cuando le son cuestionados, en vez de iluminación y agradecimiento por la sensación de liberación de las cadenas de la ignorancia –al reconocer no poder refutar el razonamiento que reciben–, produce en ellos una explosión de rechazos en forma de todo tipo de falacias pueriles y acusaciones de que quienes simplemente les cuestionamos caritativamente tales eslóganes para que se liberen de la creencia irracional creemos estar en posesión de la verdad [!]. Lamentable es poco para describir esta actitud, en las completas antípodas de la educación; trágico ya se le aproxima algo más. Así no iremos muy lejos en el camino correcto. La duda es siempre un preliminar necesario, jamás un postliminar obligatorio. Una de las características del avance civilizatorio no es la perpetua duda de todo, estimados amigos, sino el saber distinguir inequívocamente cuándo podemos estar razonablemente seguros de algo y cuándo hay que dudar». [Agustín Barahona]

Share
Una de las farsas básicas del sistema en que vivimos. - Mayo 2, 2017 por Agustín Barahona

«¿Qué tipo de país es uno que sabe que la eficacia y garantía de legitimidad de los 3 poderes, legislativo, ejecutivo y judicial, ***radica en la independencia de cada uno de los otros dos*** y que sin embargo acepta sin rechistar que el ejecutivo asuma el legislativo –por norma regulada por el ejecutivo, ¡encima!– y el judicial dependa también del ejecutivo en sus aspectos fundamentales?

Señoras y Señores, nos lo pueden decir más alto pero no más claro. Y aquí no se puede esperar a que alguien «haga algo»: sólo nosotros podemos hacer ese algo para recuperar el poder legislativo, que es el que nos pertenece y cuya gestión y creación de producción nos compete.

Esto por no hablar de que el Poder verdaderamente fundamental del que la corrección, completura y eficacia de los otros tres dependen directamente es uno que no han permitido nunca que exista: ***El Educativo***.» [Agustín Barahona]

Share
« old entrys