Estadísticas diarias
  • 130642Total de lecturas:
  • 5Lecturas hoy:
  • 189Lecturas ayer:
  • 562Lecturas última semana:
  • 1201Lecturas por mes:
  • 90831Total de visitas:
  • 5Hoy:
  • 30Ayer:
  • 331La semana anterior:
  • 765Visitantes por mes:
  • 47Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • 04/03/2014El contador comenzó el:
Would you let anybody to steal a piece of your country and be accused of being repressive for not allowing it? - noviembre 2, 2017 por Agustín Barahona

«Dear stranger, dear international informers and reporters:

¿What would you do if some rebel politicians of your country decide to shamelessly steal you your region trying to pretend they are victims of a completely unexistent repression trying to cheat international reporters –laughing at them– by presenting you as a villain?

Well, ***that is what Puigdemont & Cia are trying, lying even to their mothers, if necessary***

Please, bear also in mind this thought: Why the hurry of Catalan ex-leaders for stealing that part of the country? Because on 1-1-2018 Andorra will inform Europe of its bank accounts of all of them.» [Agustín Barahona].

Dear strangers: ¿what would you do if some rebel politicians of your country decide to steal you your region?

Publicado por Agustin Barahona en Jueves, 2 de noviembre de 2017

¿Es malo usar sarcasmo? - noviembre 1, 2017 por Agustín Barahona

sarcasmo

«Siempre que se puede elegir, es preferible usar la ironía, en cuanto mayor grado de finura inteligible mejor, que el puro y básico sarcasmo.

Sin embargo, no es malo usar el sarcasmo, sino usarlo injustamente.

Dejando de lado la ofensa, que siempre en enjuiciable sólo subjetivamente y por ello no es medible fuera del que se siente ofendido –lo que para algunos puede ser ofensa para otros puede ser halago–, el mal trato que conlleva el sarcasmo sería inadecuado si no fuera para poner didácticamente en evidencia con pocas y contundentes palabras y en defensa propia una situación injusta que de no exponerse así consumiría injustamente mayor energía que la que el asunto requiriese justamente. Por lo tanto, sólo es malo el trato incómodo y duro que se aplica sin justicia.

De hecho, todos los países del mundo tienen reconocido en sus cartas magnas ese tipo de trato justo y corrector de la autoridad como un castigo acorde y coherente con un mal comportamiento –el mal trato de la cárcel no es agradable para nadie–. Por lo tanto, quien usa el sarcasmo como castigo didáctico lo usa no sólo en legítima defensa cuando es respuesta a un ataque previo sino que lo usa también con justifica y eficacia» [Agustín Barahona]

Anacronía de los religiosos en el mundo moderno - octubre 31, 2017 por Agustín Barahona

Ángeles flotando en amarillo pintura al óleo | Christian Seebauer

No hay nada más anacrónico y ridículo que un creyente en un mundo donde no hace falta ningún dios para explicar nada.

«Suele haber dos tipos de, por así llamarlos, creyentes: los místicos y los religiosos y sólo los últimos son peligrosos.

Los primeros actúan solos y adaptan constantemente los conocimientos científicos a su percepción de lo esencial incognoscido sabiendo que no es ni será nunca incognoscible por mucho que las limitaciones humanas de diversa índole dificulten su entendimiento; y los segundos son gregarios, reciben lo que la ciencia desmiente a la religión como un ataque personal y apenas lo único que en la vida hacen y que los caracteriza es decir amén a lo que unos manipuladores les digan que es la realidad porque se lo dijo dios mientras se emocionan por ese falso y artificial privilegio que les fabrican ad hoc sus propios charlatanes.» [Agustín Barahona]

« old entrys