Estadísticas diarias
  • 193100Total de lecturas:
  • 12Lecturas hoy:
  • 52Lecturas ayer:
  • 408Lecturas última semana:
  • 1322Lecturas por mes:
  • 131583Total de visitas:
  • 12Hoy:
  • 39Ayer:
  • 340La semana anterior:
  • 1042Visitantes por mes:
  • 47Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • 04/03/2014El contador comenzó el:
Mes: marzo 2012
ARCO y la metáfora del circo en el viñetista ‘El Roto’ - marzo 31, 2012 por Agustín Barahona

¿Qué es un circo? Básicamente un recinto donde se muestran malabaristas, payasos, equilibristas y animales amaestrados. Muy amaestrados. No puede haber mejor metáfora para el tema que nos ocupa, aunque ARCO ofrece una variedad más amplia y a veces incluso despistadas obras de arte. Cuando era muy joven pensaba que el nombre de ARCO era inadecuado y que tal vez debieran haber cambiado la «R» por una «S» –¡qué cosas tienen los jóvenes!, ¿verdad?–. Ahora que lo soy menos creo que, desde el lado del sufriente público, quizá la permutación había acertado proporcionalmente en lo semántico –dejando de lado las dignísimas y extraviadas obras que pudieran haberse presentado en ese entorno, que son infinitamente las menos– pero no habría reflejado lo que globalmente es a nivel social. Para ese concordato con lo patente bastaría que prefijaran una hache y cambiaran la «C» por una «T», pues de este modo el nombre y siglas se ajustarían mucho más a la realidad en una gran mayoría de sus contenidos (HARTO: Hábiles ARtífices de la TOmadura de pelo).

Pareciera que pretendieran conseguir que una gran cantidad de público acomplejado por su falta de formación cultural y otra cantidad de público esnob puedan dar una imagen falsa de que el ARTE es «eso», cuando «eso» sólo es auténtica y básicamente, como el Roto recoge claramente en su viñeta, un circo. Un circo del negocio en que aprovechando los problemas de algunas personas con mucho dinero que no saben lo que hacer con él se les ha acabado convenciendo de que si invierten en «eso» obtendrán pingües beneficios. Y como los mercados son los mercados y juegan tan hábilmente con la psicología de masas como lo hacen, aprovechándose de todos sus defectos, tienen éxito en manipular lo que sea preciso para hacer de ello parte de su ser comercial y que sus socios obtengan las prometidas ganancias. Y lo hacen además generando el engaño social del «prestigio», es decir: como «eso» queda imbuído del halo de lo caro y «apreciado» –sobrepreciado astronómicamente, deberíamos decir– la gente que percibe con toda evidencia que se trata de una tomadura de pelo (que a estas alturas poco tiene ya de hilarante) prefiere no decir con claridad –ni sin ella– que es horrendo o absurdo por miedo a ser señalado como un ignorante, porque es lo que el catecismo comercial de los pseudointelectuales que lo sustentan ha impuesto. Además, esta nueva inquisición de farsantes que se dedican a engañar a la gente –quizá incluso a ellos mismos, quiero creer– hacen las veces de guardianes del engaño condenando a quien no diga amén para así poder seguir justificando el que sus (s)obras sigan formando parte de los productos comerciales deshumanizadores del mundo y desnaturalizadores del Arte. Toda una estructura de artífices del malabarismo psicológico bien cubierta por la carpa de la ignorancia y el complejo social. ¡Bravo por El Roto!

http://ep00.epimg.net/elpais/imagenes/2012/02/15/vinetas/1329320411_739117_1329320547_noticia_normal.jpg

Otras viñetas de El Roto ilustrando el mismo tema:

http://rastrillo.files.wordpress.com/2011/02/rotoartepais.jpg

http://elmuertovivo2.files.wordpress.com/2010/02/el-roto.jpg

http://img134.exs.cx/img134/1843/roto1arco36rx.gif

https://pbs.twimg.com/media/BDGEf-TCEAAfu52.jpg

http://ep01.epimg.net/diario/imagenes/2009/02/14/vinetas/1234566004_850215_0000000000_noticia_normal.jpg

¿Por qué llamarlo ‘Parlamento’ si lo que quieren decir es ‘votamento’? - marzo 31, 2012 por Agustín Barahona
«En el Parlamento Español ya no se dirimen las razones para las cosas venciendo la mejor argumentación reconocida por los asistentes a la Cámara. Lo que vence es el voto, decidido de antemano e independiente de lo que pueda decirse en la Cámara. Entonces ¿por qué llamarlo aún Parlamento si hasta el diccionario de la RAE ha quitado su significado de «Razonamiento u oración que se dirige a un congreso o junta» por obsoleto, poniendo en su lugar la triste realidad de «Intervención o discurso que se dirige a una determinada audiencia», como si de un adorno inútil y protocolario se tratase?» [Agustín Barahona]

Los grados y máster no son títulos exclusivamente universitarios - marzo 31, 2012 por Agustín Barahona

ES FALSO que los grados y los máster sean TITULOS EXCLUSIVAMENTE UNIVERSITARIOS. La sentencia del TS debería poder ser reparada FÁCILMENTE.

La clave está en que hay que distinguir entre el término y concepto común «graduado», patrimonio de la humanidad, y las denominaciones léxicas específicas de los títulos a nivel jurídico, que jamás pueden duplicarse, por obvios motivos. Si, por ejemplo, el título de unos estudios universitarios es «Graduado Universitario en Protocolo y Relaciones Institucionales» no existe problema jurídico alguno en que una institución educativa no universitaria pueda formar especialistas en dichos contenidos y otorgar finalmente a quienes los superen el título de «Graduado Especialista en Protocolo y Relaciones Institucionales», pero nunca el otro título, ya reservado por la universidad mediante la norma que lo publicó. Tal como digo en otra parte de mi muro acerca del término genérico «grado»: «no está registrado (ni puede estarlo) como un exclusivo universitario ya que se trata de un término común que según la RAE es «En la enseñanza, título que se alcanza al superar determinados niveles de estudio.»–. Por lo tanto, al ser las enseñanzas de Música una enseñanza superior, se pueden otorgar títulos de grado, sin ningún lugar a dudas. Lo que no se puede es denominarlos idénticamente a otros títulos previamente fijados porque produce, además de los problemas jurídicos, una gran confusión social. Personalmente no entiendo cómo pudo colar algo tan evidente, porque era una bomba de tiempo. Hubiera sido muy fácil denominar al grado _Grado en Música_ o _Grado Superior en Música_ o cualquier otra expresión que distinguiese las denominaciones universitarias de las no universitarias, como se hace en otras partes del mundo.». De igual modo, un «máster» o «maestría» es en este contexto un título de posgrado en una determinada especialidad y puede igualmente otorgarse en cualquier institución educativa superior en las mismas condiciones expuestas ya para los grados, es decir, evitando toda duplicidad léxica en las denominaciones completas. Si la universidad se arroga para sí la denominación de sus grados y maestrías con los sucintos términos de «Grado», «Máster» o «Maestría», se entiende que cualquier otra expresión menos sucinta como etiqueta léxica (vide supra) debería servir a los efectos de la denominación del grado o de la maestría a nivel jurídico.

« old entrysnew entrys »