Estadísticas diarias
  • 302691Total de lecturas:
  • 32Lecturas hoy:
  • 55Lecturas ayer:
  • 606Lecturas última semana:
  • 1895Lecturas por mes:
  • 207269Total de visitas:
  • 24Hoy:
  • 44Ayer:
  • 472La semana anterior:
  • 1391Visitantes por mes:
  • 64Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • 04/03/2014El contador comenzó el:
Mes: marzo 2022
¿Realmente pasan «cosas locas» en el mundo cuántico o se trata de sólo un espejismo más debido a la falta de tecnología e imaginación para comprender lo que vemos? - marzo 24, 2022 por Agustín Barahona

«Avanzaré que, tal como algunos físicos y filósofos de la ciencia ya han postulado, el problema de que parezca falsamente que en el mundo cuántico pasan «cosas locas» y sin embargo se cumplan todas las regularidades y la previsibilidad «al hacer cuentas» se debe a que aún no comprendemos o sabemos qué es lo que estamos viendo realmente, y no sólo debido a su extraordinaria complejidad sino al tamaño subatómico y a la enorme velocidad a la que los fenómenos allí se suceden, por lo que no podemos sacar conclusiones a falta de modelos incontrovertibles que nos permitan entender el fenómeno.

Es como sucedería si no comprendiésemos qué sólido complejo tenemos ante nuestros ojos porque, por ejemplo, fuera transparente o estuviera el cuarto a oscuras en el ejemplo clásico que facilito en la ilustración superior de este pequeño comentario –que, con fines didácticos, está extremadamente simplificado comparado con el tipo de sólidos complejos que realmente se presentan en la naturaleza–. Por supuesto, en cualquier cálculo sobre el objeto invisible todas las regularidades se cumplirían porque esencialmente el objeto es regular –sigue unas leyes– y es real. Pero a nosotros nos parecerían «cosas locas» hasta que no diéramos con la forma n-dimensional del sólido y comprendiéramos por qué responde del modo en que responde. Si a esto le añadimos la incapacidad tecnológica actual para tomar medidas al objeto n-dimensional se comprende que sea muy difícil de estudiar.

Hay que incluir en nuestras consideraciones y razonamientos ante el particular el que no es fácil entender por qué, por ejemplo, podría crearse un macro universo regido en su totalidad observable hasta el momento por leyes absolutamente precisas, que permiten predecir comportamientos siempre determinados, si estuviera internamente constituído por un microuniverso regido por el azar, es decir, de una naturaleza completamente distinta y casual, sin la predictibilidad que aportan las regularidades que interpretamos como leyes. Igualmente, es difícil para la gente comprender que no parece haber modo de demostrar que cualquier cosa que pudiera ser considerada azarosa, es decir, casual, en el micromundo, el cuántico, lo sea intrínsecamente por su propia naturaleza y no porque, como siempre ha ocurrido en la historia de la ciencia, carezcamos hasta ahora no sólo de la comprensión real de la naturaleza de esos fenómenos (elemento que debería ser el objetivo central de la ciencia) sino que también carecemos de momento de elementos de medición (ya sean aparatos o dispositivos lógico-matemáticos mentales ingeniosos) adecuados a esa realidad extremadamente pequeña, rápida y fundamental que, obviamente, compone y construye toda la realidad visible y observable a nivel mundo y macro-mundo.

El problema general y de fondo que tenemos en el mundo es la creciente necesidad de pragmatismo económico que ha ido invadiendo a la ciencia donde sólo se quieren resultados inmediatos y socioeconómicamente útiles y, en este sentido, con el dominio del que disponemos ya en matemáticas y en física, nos es suficiente para manejar la mecánica cuántica en la aplicación tecnológica de creación de aparatos de alta precisión de uso socioeconómico –el lector se asombraría de saber la cantidad de aparatos que están siendo creados con tecnología basada en cálculos de mecánica cuántica aunque no tengamos ni idea aún de por qué la naturaleza parezca comportarse así y sin embargo, debido a su impecable seguimiento de leyes, funcionan a la perfección y ya nos son imprescindibles en el día a día– debido precisamente a su manifiesta regularidad, aunque, como decía Einstein, lamentablemente, estemos jugando con cosas cuya naturaleza realmente aún no comprendemos, aunque, insisto, comprender dicha naturaleza y realidad debería ser siempre el principal foco y ambición de la ciencia, en lugar de sólo jugar para la industria con números, cálculos y cuentas que, por supuesto, «siempre salen».

Estoy seguro de que el día que comprendamos qué es lo que realmente estamos observando nos reiremos de todo este mundo caleidoscópico de ideas semi-mágicas que está asolando a los nuevos físicos ante la imposibilidad de usar correctamente su imaginación para elaborar explicaciones científicas correctas y adecuadas que satisfagan completamente todos los efectos. Y hasta nos causará ternura pensar que en algún momento casi perdemos la cabeza entregándonos a un casi pensamiento semi-mágico concediendo casi que el universo podía ser un lugar caprichoso a pesar de que veíamos que no era así en absolutamente todo lo que podíamos medir, lo cual mostraba el absurdo de esa posible (?) concepción.» [Agustín Barahona]

¿POR QUÉ EL PSOE HA HECHO ALGO TAN RARO CON EL ASUNTO DEL SAHARA PRECISAMENTE AHORA? - marzo 23, 2022 por Agustín Barahona

«Por principio, suelo siempre conceder que las otras personas con las que hablo y veo actuar son personas inteligentes, mientras no me demuestren lo contrario. No es sólo una cuestión de cortesía sino de pragmatismo. Por eso cuando veo actuar a alguien a distancia suelo tomar la secuencia de sus actos como el verdadero relato e intenciones de quien obra activamente con el fin de alguna consecución.

Sin embargo, al ver las presentes acciones del PSOE, de las que abominan incluso sus socios de gobierno, tengo que sustraerme mucho a la tentación de pensar que están chalados de remate y debo referirme una y otra vez a mi compromiso con la humanidad de pensar que a quienes veo actuar son gente inteligente salvo que se muestren de otro modo. Así pues, me planteo qué significa realmente esta actuación del gobierno disfrazada de supuesta realización de lo comprometido con Naciones Unidas, cuando es obvio que en la escueta explicación oficial no está el compromiso total que ha aparecido varias veces en los programas electorales del PSOE, sino que la cita ha sido minada.

Y entonces recuerdo que estamos en guerra en el mundo. Que ahora mismo mientras escribo esto en Ucrania hay una invasión salvaje de un país sobre otro donde se está masacrando a la población, a las familias, a los niños, y que el tirano ruso invasor ha amenazado a todos los socios de la OTAN con actuar sobre alguno de sus países «como nunca se había visto antes» en caso de que él lo considere «necesario». Y me he preguntado muchas veces que cuál podría ser la jugada del sátrapa para atacar a un país defendido por la OTAN sin que ésta tuviera posibilidad de contestarle sin entrar en la Tercera Guerra Mundial.

Y de repente recordé que en España ni Ceuta ni Melilla están cubiertas por la protección del Tratado del Atlántico Norte por ser ciudades africanas. No sé si existe alguna otra ciudad europea en esta situación de desprotección. Y si Putin atacara Ceuta y Melilla intentando destruirlas y masacrar a su población, para así hacer daño y escarmiento en Europa, la OTAN no tendría derecho a responder por haber quedado excluídas esas dos ciudades de la legalidad protectora. E imagino que si esto fuera posible y pudiera estar en los planes del monstruo la inteligencia de los EE.UU. ya habría avisado a España para que protegiera este flanco que está completamente a su suerte y al descubierto. Así que hacía falta que, urgentemente, España recobrara la relación con Marruecos, incluso en contra de Argelia y su prometido y anhelado gas, para que en caso de que el salvaje invasor de Ucrania decidiera mover esos terribles peones Marruecos estuviera comprometida a defender Ceuta y Melilla con su ejército ayudando a España. Y sin embargo, España no podría declarar mundialmente esta jugada porque sería como afrentar directamente al monstruo llamándolo agitando paños rojos en el centro de la plaza al lado de sus pitones. Imagino que por eso hablan de soslayo de que el nuevo acuerdo con Marruecos es para «fortalecer la seguridad» de ambos países.

No tengo ni la más remota idea de si esto que aquí escribo podría ser posible o no realmente. Pero, de ser cierto esto que sospecho como una posibilidad debido a cómo veo las piezas del puzle que se dibuja ante mis ojos atónitos, creo que los propios ceutíes y melillenses deberían saberlo y es por eso que me he decidido finalmente a escribir este pequeño texto como una reflexión heráldica y pública de algo que, visto el horror sin sentido que es capaz de generar el presidente ruso, me parece ahora terroríficamente posible y considero que quien deba y sea competente para ello quizá debiera considerar esta temible posibilidad, para que los habitantes de estas dos bellas ciudades españolas en África puedan tomar sus propias decisiones con la debida antelación.

Ojalá me equivoque por completo y toda esta idea no sea más que fruto de la tensión emocional que produce el saber que en pleno siglo XXI los seres humanos se siguen comportando como en la era de las cavernas, sólo que ahora con piedras muy grandes y peligrosas.» [Agustín Barahona]

¿Cuáles son los supuestos criterios de relevancia que Facebook usa para caotizar nuestros debates? - marzo 19, 2022 por Agustín Barahona

Seguro que a estas alturas todos nos hemos preguntado ya quién es Facebook para ordenar los comentarios habidos en un debate propio en nuestro sitio propio según un presunto orden de «relevancia» –y además hacerlo «por defecto» en lugar de dejar por defecto el orden normal que es siempre el secuencial cronológico— sin explicar de algún modo que pueda ser racionalmente satisfactorio cuál es el criterio de relevancia que usa para hacer esa reordenación que además caotiza por completo la secuencia de los debates.

Facebook revela, ***atención***, que es el mismo criterio de clasificación que usa en la exposición de la así llamadas noticias –que son las que nos avisan de si alguien de nuestro supuesto interés ha dicho algo interesante–. La única justificación que Facebook da a todo esto es que se trata de una ordenación por «mayor calidad» (https://www.facebook.com/help/539680519386145). Existe otra página donde supuestamente Facebook da mejores explicaciones de sus criterios de relevancia, pero sólo dicen exactamente lo mismo (https://about.fb.com/news/2019/06/making-public-comments-more-meaningful/).

Y, según Facebook esta supuesta mayor «calidad», está en primer lugar la de los «comentarios o reacciones de tus amigos», independientemente de la calidad de su contenido; 😮 después la de «comentarios de páginas y perfiles verificados», igualmente independientemente de la calidad del contenido; 😮 y finalmente aquellos «comentarios con más Me gusta y respuestas», es decir, probablemente los más relevantes de verdad 😮

No obstante, afirman que este despropósito puede desactivarse si los administradores del subsitio de que se trate «ha desactivado la clasificación de comentarios en su página», cosa que he verificado que, a la fecha, no en todos los sitios puede hacerse 😮 Por lo tanto, la única justificación real que se me ocurre para un orden tan antirrelevancia de contenidos como éste es que la supuesta relevancia lo es para cuestiones comerciales.

Y siendo claro que es así, ahora les pregunto a todos ustedes: ¿qué vamos a hacer con la cantidad de problemas con que diariamente intenta manipularnos Facebook y con la cantidad de delitos que comete con nuestros datos sólo porque le sale barato cometerlos? ¿Cuál es la solución perfecta?

Por meses