Estadísticas diarias
  • 280644Total de lecturas:
  • 111Lecturas hoy:
  • 217Lecturas ayer:
  • 904Lecturas última semana:
  • 1897Lecturas por mes:
  • 192296Total de visitas:
  • 66Hoy:
  • 98Ayer:
  • 580La semana anterior:
  • 1166Visitantes por mes:
  • 73Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • 04/03/2014El contador comenzó el:
¿Es ejemplar educativamente para los menores el estudiar acríticamente la historia forzada? - octubre 4, 2021 por Agustín Barahona

«Cuidado, porque rebañar en el caldero de la historia para despegar de aquel oscuro fondo a personajes cuyo trabajo no reúne ni reunió nunca las condiciones de calidad mínima que la ejemplaridad educativa requiere –y que la historia había descartado por ello con motivo– conseguirá precisamente el efecto contrario al que se pretende.

Efectivamente, el resultado esperable de ese despropósito es que en aquellos colectivos donde más se rebañe aparecerá y quedará, lógica y estadísticamente, más antiejemplar mediocridad educativa a la postre. Y también consecuentemente, esta mediocridad manchará injustamente la reputación de aquellos trabajos del colectivo que la historia había promocionado siempre porque ya ostentaban de por sí la calidad mínima o máxima con que brillaban antes de haberseles sumado forzada y acríticamente esos desechos.

Está claro que de esta injusta intoxicación sólo será responsable esta irracional puesta en marcha de estos absurdos procedimientos para poner al mismo nivel ante los menores lo excelente y lo cutre, es decir, aquello que la historia ya había cribado dejando olvidado con justicia en el fondo de su caldero.

¿Qué va a ser de la formación para la excelencia de nuestros menores con estos heterogéneos, falsarios y perjudiciales contenidos?» [Agustín Barahona]

¿EE.UU. ha reconocido la existencia de vida Extraterrestre?: rotundamente NO. - octubre 4, 2021 por Agustín Barahona
Los enigmáticos foo-fighters, avistados en muchos vuelos desde la invención del avión

«El que un objeto se comporte de modo inusual a nuestro modo de entender aeronaves sólo puede indicar que o bien no es una aeronave o bien no conocemos todo lo que puede provocar ese efecto visible en un momento dado. No implica en absoluto que se trate de algo extraterrestre teniendo en cuenta que cualquier zoólogo o biólogo sabe que no conocemos todas las especies que hay en nuestro viejo, querido y vapuleado planeta y que anualmente venimos descubriendo y catalogando todas las nuevas que se dejan en número considerable –una media de más de 15.000/año– desde hace siglos. Mientras no tengamos la certeza de que conocemos todo lo que existe en la Tierra no tenemos derecho alguno a inventarnos fantasías de que nos visitan extraterrestres en naves estelares. Por lógica básica.

A mi humilde entender, los EE.UU. han reconocido finalmente la existencia de objetos voladores no identificados –que es lo que han hecho, nada distinto– porque se han dado cuenta de tres cosas:

1.- Es un hecho innegable porque la mayoría de las personas en su vida antes o después han podido o pueden comprobarlo –me refiero a el mero hecho de simplemente ver esos objetos–;

2.- No supone ningún reconocimiento de debilidad en su ejército porque todos los demás ejércitos del mundo tienen exactamente el mismo problema bien documentado y durante más de un siglo al menos no ha sucedido nada militarmente peligroso en relación con el fenómeno –si alguien quisiera atacar al ejército de los EE.UU o a algún otro o es muy perezoso o se lo está pensando mucho o es muy torpe ? –; y

3.- Si desclasifican el tema es muy probable que la población mundial, desetigmatizada y pasando los pertinentes filtros e investigaciones verificativas que son comunes a otro tipo de casos de efectos en principio desconocidos –como estudia la ciencia que trabaja con las policías del mundo, por ejemplo–, pueda acabar colaborando eficientemente con los investigadores profesionales y así ayudando a todos a descubrir qué diantres son los o.v.n.i. y si el fenómeno es homogéneo o más bien heterogéneo, como parece, es decir, si no hablamos de un fenómeno sino de muchos bajo un mismo nombre de cajón de sastre, como me parece.» [Agustín Barahona]

FALACIA DE ELUSIÓN/INVERSIÓN DE LA «CARGA DE LA PRUEBA» - marzo 25, 2021 por Agustín Barahona
Falacias argumentativas: Elusión de la carga de la prueba | Qué es,  Definición y Concepto.

«Intentaré hacer aquí un gran resumen de este tema procurando no adentrarme en los infinitos vericuetos que puede presentar y que podrían ser liosos para quienes se acercan por primera vez a esto que conviene siempre tener claro. Para ello, diremos que, en Lógica, saber quién debe probar algo en un determinado tema no es fruto de una decisión arbitraria, sino del propio modo en que la mecánica de la Lógica funciona.

La norma lógica dice que quien pretende que algo extraordinario es cierto es quien debe probarlo, puesto que es mecánicamente imposible probar que no sea cierto. Por ejemplo, si afirmamos que los guarañúes quelónicos existen es imposible demostrar que no existan –incluso aunque sean objetos o entes inventados vacíos por completo de contenido–, y afirmar que existen sólo por el hecho de que a nuestro contertulio le sea imposible demostrar que no existen es precisamente un engaño, una falacia del tipo que analizamos.

Pretender engañar eludiendo/invirtiendo el peso de la responsabilidad de probar algo cuando nos corresponde dicho peso se llama falacia de elusión/inversión de la «carga de la prueba» u «onus probandi». Dicho engaño consiste habitualmente en asumir que algo es verdadero o falso sólo por afirmarlo sin pruebas y pretender que sea el oponente el que las aporte a sabiendas de que es imposible; tanto, que a veces ha sido denominada popularmente como petición de prueba diabólica.

Habitualmente tiene muy fácil solución, pues el motivo de por qué constituye una falacia, un engaño debido a un procedimiento incorrecto no válido en lógica, es muy fácil de entender. Pero si nos encontramos un contertulio irracionalizante y terco, que se niega a aceptar el mecanismo lógico y nuestra declaración de que está usando esta falacia, basta con aplicarle a él con fines didácticos de demostración (anunciándoselo siempre previamente) exactamente lo mismo que intenta con nosotros.

No quiero extenderme más (pues dije en el principio que procuraría hacer un resumen claro), pero a este respecto, y para mis propias demostraciones sobre este procedimiento cuando personas creyentes me decían hace mucho tiempo que como yo no podía demostrar que Dios no existía eso implicaba que existía, 😉 ideé hace décadas unos personajes llamados Los Famosos e invencibles Antidioses de Barahona (véase aquí), ardid didáctico que muestra con la máxima claridad en qué consiste el engaño y bloqueo que produce esta falacia. Basta con intentar objetar cualquier cosa a los Antidioses de Barahona al respecto de sus hazañas 😉 » [Agustín Barahona]

« old entrys
Por meses