Estadísticas diarias
  • 278012Total de lecturas:
  • 61Lecturas hoy:
  • 140Lecturas ayer:
  • 737Lecturas última semana:
  • 2533Lecturas por mes:
  • 190773Total de visitas:
  • 41Hoy:
  • 97Ayer:
  • 497La semana anterior:
  • 1679Visitantes por mes:
  • 65Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • 04/03/2014El contador comenzó el:
Inspección educativa, ¿para qué? – El Diario de la Educación - marzo 12, 2021 por Agustín Barahona

Completamente de acuerdo: ¿Existe algo más prescindible e inútil que la mal llamada «inspección de educación» tal y como funciona en nuestro país y teniendo en cuenta las atribuciones legales que tiene?

¿Cuál debe ser la función supervisora en la sociedad y en las instituciones sociales, en general? En la actualidad no hay ningún debate y reflexión pública sobre el papel de las inspecciones, quizás necesarias en muchos ámbitos de la organización social. Pero es necesario hacerlo, puesto que, en muchos casos, estas supervisiones no sirven para …

Origen: Inspección educativa, ¿para qué? – El Diario de la Educación

Por si el argumento de salud pública no es suficiente para dejar de enarbolar falacias. - marzo 6, 2021 por Agustín Barahona
Mujeres informando en la calle de lo que ellas creen que sucede a pesar de lo que todo el mundo sabe.

«Dice Dª Irene Montero: «Hay quienes quieren negarnos la calle». Pero todos sabemos que es falso, porque nadie niega la calle a nadie.

Lo que sucede, en todo caso, es que, dado que el problema que señala el feminismo junto con toda la sociedad justa y educada es de justicia y de educación, donde precisamente no tiene sentido visibilizarlo para «denunciarlo» es en la calle, donde todo el mundo ya lo conoce, y además en plena pandemia, donde sería criminal hacerlo. ¿Por qué hay que explicar cosas así a adultos?

Sra Montero, a la hora de ubicar el moderno feminismo, dadas las bien denunciadas situación y raíz del problema, es mucho más eficaz siempre ser mujeres de tribunales y colegios que mujeres de la calle. »
[Agustín Barahona]

¿Por qué se enfadan los religiosos, en especial los católicos, si les corriges algo religioso equivocado? - marzo 29, 2020 por Agustín Barahona

«Si hay algo absurdo y contradictorio en extremo es la actitud religiosa, en especial la católica, cuando intentan convencerte de algo irracional o ilógico y tú les muestras y demuestras que así lo es. La experiencia personal me ha mostrado que en seguida se enfadan y te acusan de ser soberbio, altivo, prepotente, pedante, falto de humildad o megalómano y todo tipo de parecidos insultos directos o indirectos, en vez de simplemente o bien asumir que estaban errados y así celebrar el peso que les quito de encima –y dejar de cometer el error en adelante para el resto de sus vidas– o bien intentar corregir mi corrección si pueden demostrar que es errónea, cosa que yo aceptaría con alborozo y gratitud, como siempre hago.

Pero si digo que es en extremo absurdo y contradictorio es además porque, a pesar de que se supone que los católicos tienen una educación religiosa acorde con sus creencias y difundida por un catecismo que aprueba Vaticano, parece que muy pocos han leído dicho libro o muy pocos han asumido lo que ahí se pretende enseñarles de lo único que no pertenece al ámbito religioso estrictamente hablando en realidad: ética, moral y buenas costumbres, cristianas o no. La mayoría de ellos ignoran lo que en el ámbito religioso se dió en llamar «obras de caridad cristianas» que han sido referidas habitualmente en los catecismos como «obras de misericordia espirituales». Y lo afirmo porque precisamente las tres primeras en el listado religioso son: «Enseñar al que no sabe», «Corregir al que se equivoca» y «Dar buen consejo al que lo necesita».

De ello sólo puede deducirse que quienes no tienen realmente claro qué saben correctamente y qué no saben, y por lo tanto no son humildes, son ellos, así como que no soy yo el que es o se muestra soberbio al intentar evitarles errores de bulto que habrán de arrastrar lastrados toda la vida» [Agustín Barahona]

« old entrysnew entrys »
Por meses